Las nuevas tecnologías han traído con ellas la adopción de conceptos que aunque ya existían previamente a la democratización del uso de las TIC en nuestra vida cotidiana, han ido generalizándose hasta protagonizar gran parte de nuestras conversaciones.

Son muchos los momentos en los que nos encontramos haciendo referencia a términos como algoritmos, Business Intelligence,  Machine Learninge incluso tecnología Blockchain o computación cuántica. La cuestión es, ¿sabemos realmente de lo que estamos hablando?

Empezar por el principio, siempre es una opción y en Revenue Control Data nos hemos fijado como objetivo acercaros de una forma útil muchas de estos conceptos, intentando que el binomio tecnología y hoteles no se identifique con un puzle de 10 000 piezas.

¿Qué es un algoritmo?

Los algoritmos no son más que instrucciones que se programan para dar solución a determinados problemas. 

Llevamos calculando algoritmos desde que íbamos al colegio. Multiplicar dos números de varias cifras, por ejemplo, es un algoritmo, no siendo ni siquiera necesario qué medie la tecnología. Un simple lápiz y papel nos puede servir. 

Un algoritmo siempre tiene una entrada (input) y una salida (output), situándose entre ambas las instrucciones para su ejecución. 

Es más, podríamos afirmar que los algoritmos están presentes en nuestra vida diaria, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a la cama. El mero hecho de hacer un café es un algoritmo.

En este caso, la entrada sería el café que utilicemos: soluble, con torrefacto, natural o descafeinado. La salida sería el café ya elaborado y listo para ser bebido.

Como consecuencia, podríamos definir un algoritmo como una cadena de instrucciones precisas que deben seguirse en un orden preestablecido. No podemos hacer café si previamente no hemos puesto agua en la cafetera. 

Los algoritmos y los ordenadores

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando el algoritmo es ejecutado por un ordenador?

Cuando un desarrollador crea un software específico, puede decirse que lo que crea es un conjunto de algoritmos.

Así, una herramienta como RevCtrlData podría entenderse como un conjunto de órdenes que se dan a un ordenador pero que se escriben en un lenguaje concreto, con el objetivo de que realice un conjunto de órdenes, para alcanzar un resultado final predefinido. 

MÁS INFORMACIÓN

Revenue Control Data, el primer RMS diseñado íntegramente por Revenue Managers, llega al ITH

¿Cómo deben ser los flujos de información entre las herramientas tecnológicas del revenue manager?

Revenue Control Data, ha sido seleccionada como finalista para optar al premio «Emprendedoras 2019»

El lenguaje de programación se convierte, de esta manera, en un puente entre el lenguaje humano y el lenguaje que puede entender la máquina. 

De forma más concreta, Revenue Control Data es un Software de Revenue Management que integrado con el PMS y/o el Channel Manager permite al Revenue Manager tener toda la información necesaria para la toma de decisiones en materia de precios en un único cuadro de mandos y en tiempo real.

Siendo aquí donde podemos entender el papel que juegan los algoritmos en una herramienta como RevCtrlData. 

La integración no es más que un conjunto de instrucciones perfectamente diseñadas que permiten la retroalimentación de las herramientas, impidiendo pasar por alto datos clave en la labor diaria del Revenue Manager.

Por tanto, hacemos referencia a un sistema de análisis de gestión que nos ayuda a adelantarnos al que «está sucediendo», tomando decisiones fundamentadas en el conocimiento.

Entender, por tanto, que es un algoritmo, se reduce simplemente a entender que existen toda una serie de instrucciones para la ejecución de ciertas tareas cuyo resultado final nos lleva a la consecución de objetivos predefinidos, y cuya aplicación no se limita a los ordenadores, sino que por extraño que nos parezca los algoritmos existen desde que existe el hombre.