«¿Qué es lo que no ha cambiado?; Revenue y tecnología»

Hablar de Revenue es sinónimo de hablar de tecnología. Cada día son más los datos que los Revenue Managers necesitan en el proceso de toma de decisiones tanto a nivel de pricing como a nivel comercialización.

La razón radica en un entorno dinámico y en el nuevo escenario que nos ha planteado la era post covid dónde no solo ha cambiado el perfil del turista sino que, además, hemos asistido a toda una serie de movimientos en la intermediación tanto online como offline, que han supuesto, en muchos casos, una modificación de las estrategias en la búsqueda del canal más rentable, entre otros.

En este sentido, los Revenue Management Systems se han ido abriendo paso hasta convertirse en un imprescindible en la gestión de los alojamientos turísticos, siendo en este caso no una, sino dos las razones fundamentales: el ahorro de tiempo y la posibilidad de tener un control absoluto sobre todas las variables que afectan al Revenue Mangement y que comprenden desde el análisis de la competencia hasta la medición exacta de la velocidad de llenado (pick up) ya sea por tipo de habitación, por canal o por perfil del viajero.

En Revenue Control Data hemos sido conscientes de todos estos cambios desde el mismo momento en que comenzamos con el desarrollo de la herramienta. Unos cambios que ya venían produciéndose de una forma escalonada antes del Covid y que la pandemia únicamente ha precipitado.

En esta línea y después de la temporada de verano, consideramos que es necesario echar la vista atrás y comparar un antes y un después donde las necesidades de información, sin duda, continúan siendo las mismas en los establecimientos turísticos.

No en vano:

  1. Continuamos necesitando saber la anticipación de las reservas.
  2. Continuamos necesitando conocer la curva de demanda.
  3. Continuamos necesitando analizar al perfil de turista.
  4. Continuamos necesitando establecer que canales son los más rentables.
  5. Continuamos necesitando trabajar en que la venta directa sea nuestra principal fuente de reservas.
  6. Continuamos necesitando gestionar los eventos de nuestra zona.
  7. Continuamos necesitando fijar un presupuesto.
  8. Continuamos necesitando revisar las previsiones de venta.
  9. Continuamos necesitando obtener datos de nuestra plaza.

En este contexto, podría decirse que realidad se antoja tecnológica, ya que únicamente cubriendo todas estas necesidades podremos obtener esa visión global que nos acerque a una rentabilidad a la que, evidentemente, hay que sumarle otros factores que van de la mano de variables que se nos escapan. Aún así, reducir el margen de incertidumbre es el único camino que tenemos para conseguir optimizar los resultados.

De esta manera, las ventajas que nos puede aportar un RMS van allá de la mera especulación, ya que este tipo de herramientas nos acercan de forma inexorable al tan esperado «no hay habitaciones», aún cuando, a día de hoy, sabemos que un 90% de ocupación se mide en clave de éxito. Por ello te proponemos que no renuncies a nada. Solicita tu demo personaliza y descubre como podemos ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *